Bienvenid@ a nuestra web!
Otro de los nuevos jabones es el de café, un clásico del que no había escrito reseña todavía.

El jabón de café posee propiedades estimulantes y desodorantes, lo que lo hacen ideal para esa ducha que te ayuda a empezar el día.
Contiene una gran cantidad de compuestos antioxidantes como el sílice o el zinc, que le aportan entonces brillo y suavidad a tu piel.
El sílice tiene la virtud de fortalecer los tejidos pues posee una acción beneficiosa sobre las fibras elásticas; y el zinc limpia, hidrata, refuerza y suaviza la epidermis, facilitando la absorción de la vitamina A.
El café tiene la capacidad de activar la circulación de la piel y tonificarla. Ayuda a eliminar grasas y toxinas como la celulitis, pero no será eficaz si no se combina con ejercicio físico

Lleva además unos deliciosos aceites esenciales de naranja, romero y eucalipto que ayudan a refrescar, desodorizar y reducir la celulitis.



Hola!! He estado un tiempo parada, pero no sin hacer cosas. Simplemente he estado haciendo re-stock de varios jabones que gustan mucho, así que no he podido innovar. 
Pero estos últimos días me he metido en faena y he hecho unos cuantos jabones nuevos. Ahí va el primero!!

Se trata de un jabón de plátano. Como todos los jabones de frutas, gracias al azúcar que estas contienen, obtenemos un jabón muy cremoso y que produce una espuma muy suave.
Además, el plátano nos proporciona un gran contenido en vitaminas (A, C, B1, B2 y E), y minerales (zinc, fósforo, hierro, magnesio, calcio y selenio). 
También contiene antioxidantes que regeneran la piel, protegen de agentes externos y previenen el envejecimiento. 
Con este jabón puedes minimizar ciertas afecciones como alergias, enrojecimientos, hematomas, psoriasis, verrugas, contusiones, acné, erupciones, picaduras de animales e inflamaciones.

Al ser tan rico en nutrientes, hidrata en profundidad y deja un tacto muy suave en nuestra piel.




Aunque todos los ingredientes que utilizamos son naturales, no todas las pieles pueden tolerarlos... por eso, y más aún viviendo en la tierra donde más producción hay, una buena alternativa es hacer un jabón de Castilla (sólo con aceite de oliva). Este tipo de jabones son tolerados por todo tipo de pieles, lo cual le hacen ideal hasta para las pieles más delicadas como las de los bebés.

Además, he querido añadirle leche de cabra y un sobreengrasado del 9% para crear un jabón aún más delicado, suave y emoliente, que sea capaz de reparar las pieles más deshidratadas, regular las grasas y cuidar las sensibles.

Es sin duda la mejor opción para cuidar tu piel en un mundo lleno de productos químicos y tóxicos que cada día están más presentes en cualquier producto de consumo.


Mirad qué blanquitos y qué cremosos se ven!


- Os dejo la fórmula, por si os apetece probarlo! - Para 500 gr de jabón:
346 gr aceite de orujo de oliva
43 gr sosa cáustica pureza>96%
111 gr leche de cabra congelada, sustituye al agua donde añadimos la sosa


señales de peligro para nuestras acciones, que debemos tener en ...En la era de las redes sociales podemos compartir todo lo que hacemos en nuestro día a día, recetas, rutinas, etc... Pero no es oro todo lo que reluce. Muchas veces encontramos verdaderos peligros escondidos tras las etiquetas de "natural", "DIY", "tradicional" y "hecho a mano".
Pero con la salud no se juega!! Al menos con la del resto de la humanidad. Eliminemos estas prácticas para que no pasen a las siguientes generaciones.

Recomendadísimo vídeo

Hola de nuevo. En esta ocasión os dejo con un nuevo producto... y es que este mundo es tan amplio que con unos cuantos aceites y plantas podemos hacer muchísimas combinaciones distintas.
Me pidieron una crema para cicatrices y tuve que afrontar el reto!! Después de mucho leer, investigar y preguntar decidí que era mejor una pomada o ungüento que una crema: la fase acuosa podría hidratar la cicatriz formando un tapón plaquetario o pus. Así que descarté mi idea de utilizar aloe vera en la fase acuosa de la crema y me decanté por una formulación solamente grasa. Quise poner varios aceites cicatrizantes y regenerantes, y este fue el resultado (editaré el post en unos días para hablar un poquito más a fondo de cada uno de ellos):

(en esta ocasión, todo en gramos)
6 rosa mosqueta
6 karité
6 argán
6 ricino
6 aguacate
6 almendras
12 oliva+hipérico
8.1 cera de abejas (15% del peso total de los aceites)
2 vitamina E
Aaee: 1 gota de bergamota, 2 de lavanda, 2 de árbol del té y 2 de incienso.


Si queréis usar aloe vera, mejor hacedlo cuando la pomada se haya absorbido bien y mucho antes de aplicártela (para que no se junten ambas sustancias).
No me voy sin antes recordar que esta pomada no debe ser aplicada si la piel se va a exponer al sol, pues la rosa mosqueta, el hipérico y la bergamota son fotosensibles. Esto quiere decir que si te da el sol pueden salirte manchas en esa zona.
Y por último, aconsejo aplicar la pomada unas 2-3 veces diarias para potenciar así los efectos y acelerar el proceso de cicatrización.

Y así quedó...
Ahora solo falta ser constante en su aplicación y esperar que dé resultado. 



Besos!
En muchas ocasiones, escuchamos frases como "este aceite protege contra los radicales libres"... pero, ¿exactamente qué son los radicales libres?

Los radicales libres son moléculas con un electrón libre o no apareado. Este radical libre reduce la eficacia celular y causa la acumulación de productos de deshecho en la célula; entonces, la acumulación de los mismos daña la membrana y otros componentes de la célula, acelerando así el proceso de envejecimiento.
Estos radicales se desarrollan por las radiaciones, el calor extremo, el humo del tabaco, los rayos UVA, los gases de los coches, las reacciones oxidantes y el metabolismo normal de la célula, entre otros.

Además, producen lipofuscina, producto graso que se acumula en las neuronas y en los músculos del corazón, hígado y tejido neuronal, coloreando las vísceras y disminuyendo su volumen. Aunque puede ser destruida por los antioxidantes como la superóxido dismutasa en la dieta y la vitamina E.

Aquí es donde entra la cosmética. En este campo (especialmente en la natural, ya que la cosmética comercial apenas incluye aceites); trabajamos con aceites ricos en vitamina E, por lo tanto, antioxidantes, que ayudan a proteger contra los radicales libres para así frenar un poco el proceso de envejecimiento y por tanto la aparición de arrugas.

... vera ayuda a eliminar los radicales libres del organismo | Asocialoe
Muchas veces me preguntan si mi crema antiarrugas de noche se puede poner durante el día... tengo que responder que no, pues lleva limón, aceite de rosa mosqueta y otros ingredientes fotosensibles. Así que decidí hacer una crema normalita para que pueda usarse en cualquier momento del día. Os dejo con los ingredientes que son muy poquitos.


  • Aceite de pepita de uva. Las propiedades antioxidantes del aceite de pepita de uva convierten sus moléculas en preciosos potenciadores naturales para luchar contra los radicales libres, que son el origen de los procesos generales de envejecimiento celular y del envejecimiento de la piel en particular. Pero también ha sido elegido por su gran rapidez de absorción y gran capacidad de absorción.
  • Aceite de oliva.¿Qué decir de nuestro oro líquido? Tiene una gran capacidad para restaurar la humedad de la piel y favorecer la regeneración celular; su aplicación en el rostro actúa como emoliente corporal y reparador y la protege de un envejecimiento prematuro por su alto poder antioxidante y por ser una fuente rica en ácidos grasos y triglicéridos.
  • Manteca de karité. Posee numerosas propiedades reparadoras: además de suavizar la piel, le aporta flexibilidad y la hidrata en profundidad. Es rica en vitaminas A, D, E y F; protege la piel del sol, es hipoalergénica y un gran humectante.
  • Cera emulsionante. Necesaria para juntar agua y aceite.
  • Agua. Una gran proporción de agua es necesaria para hidratar la piel y sea fácilmente absorbida por la piel gracias a la acción de las grasas.
  • Agua de rosas. Actúa como un tónico, refrescante y suavizante dejando una sensación muy agradable en la piel.
  • Vitamina E. Con el fin de alargar la vida de los aceites.
  • Conservantes sorbato y benzoato. Para así retrasar la caducidad de la crema.
  • Aceites esenciales de lavanda y romero. 



Hola! Tenemos crema nueva
Al contrario de como popularmente se piensa, las pieles mixtas y grasas también necesitan nutrición para regular la producción de grasa. Os dejo con los ingredientes:
  • Aloe vera. El aloe vera es un astringente natural que ayuda a eliminar el exceso de grasa y la suciedad que obstruyen los poros de la piel. Esta planta contiene giberelinas y polisacáridos que ayudan a curar la piel infectada, además estos reducen la hinchazón e inflamación que ocasiona el acné.
  • Pepino. El pepino posee ácido ascórbico, vitamina A, C, E y ácido cafeico, los cuales calman la irritación de la piel y eliminan la hinchazón de los brotes del acné. También contiene aminoácidos y minerales que hacen que la piel se reafirme y regenere. Las vitaminas que el pepino posee son magníficos antioxidantes que logran disminuir los daños visibles en la piel. El jugo que se extrae del pepino es muy útil para mejorar el cutis y salud de la piel, además por su efecto hidratante hace que esta se vea radiante. Además ayuda a prevenir nuevos brotes de acné y que la piel sea grasosa. Una de las principales propiedades del pepino para el acné, es que ayuda a reducir la inflamación, además este contiene alrededor del 96% de agua la cual hace que la piel se mantenga hidratada. También, el pepino consigue eliminar las impurezas y células muertas de la piel, a la misma vez que ayuda a que los poros se cierren, evitando que se obstruyan.
  • Infusión de hibisco, cola de caballo y salvia.
  • Aceite de jojoba. El sebo es una sustancia cerosa producida por las glándulas del aceite con el fin de humedecer la piel y la sobreproducción del sebo es la responsable del acné. El aceite de jojoba de alguna manera engaña al cuerpo haciéndole creer que se trata de sebo humano. Así, el cuerpo no produce ningún sebo adicional. El aceite de jojoba se mezcla fácilmente con el sebo natural y lo descompone; esto alivia los efectos negativos de un exceso de sebo. Además, mejora la salud total de la piel, lo que significa que fortalece la epidermis y tensa la piel. Esto reduce el número de las células muertas, con lo que disminuye el número total de los poros tapados. Todo esto conduce finalmente a la prevención del acné.
  • Aceite de pepita de uva. Calmante, astringente (penetra en la piel cerrando los poros y evita que se contaminen provocando infecciones, puntos negros y espinillas), seborregulador, es de gran penetración y rápida absorción.
  • Cera emulsionante Lanette N, vitamina E, conservantes sorbato potásico y benzoato de sodio.
  • Aceites esenciales: árbol del té, lavanda, limón, romero, salvia... todos astringentes/antisépticos y buenísimos para la piel grasa y el acné.
Las pieles grasas también necesitan su propia cremita!!






Este jabón está especialmente indicado para pieles sensibles y delicadas, incluso para la piel de los bebés. 

La caléndula regenera la piel ,actúa contra las bacterias y hongos ayuda a tratar el acné, las rojeces de la piel, estrías, forúnculos, heridas... está planta es un remedio natural para mantener sana la piel. 
La manzanilla es anti-inflamatoria; sirve para descongestionar la piel, calmar irritaciones ...tiene propiedades antimicrobianas y fungicidas. 

Es decir que tenemos un jabón antiinflamatorio, antiséptico, astringente, antibacteriano, fungicida; hidratante, calmante, emoliente, suavizante, tonificante y regenerador. 
Este jabón limpia muy cuidadosamente, produciendo una espuma muy suave que aporta hidratación y nutrición incluso a las pieles más complicadas y delicadas. 

Es ideal para bebés debido a la gran suavidad que aporta al estar formulado con un sobreengrasado (aceite libre sin saponificar) del 10%, aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, agua, NaOH, caléndula y manzanilla (oleatos e infusiones). 

Ideal para pieles sensibles o con acné, eccemas, psoriasis, abcesos y dermatitis.

La imagen puede contener: comida

Hola!! Es posible que hayas notado cambios en la web. No te preocupes, es porque estoy buscando una plantilla que acabe de gustarme del todo. Espero encontrarla pronto!!
Disculpa las molestias.


Y esto... son trocitos de mármol?? Pues noooo!! Jaajaja son jabones con barros del Mar  Muerto.

El agua del Mar Muerto contiene 21 minerales distintos, entre los que se encuentran el magnesio, calcio, bromo y potasio, y algunos otros que no se encuentran en ningún otro de nuestros mares. Estas sales minerales poseen efectos relajantes, anti-alérgicos, calmantes, hidratantes y supernutritivos, y además de contribuir a fortalecer nuestro organismo, revitalizan el tejido celular de la piel.
Limpian la piel de forma profunda y la nutren con sus compuestos minerales, actuando como un excelente rejuvenecedor, antiarrugas, antiseborreico, anticelulítico, exfoliante, revitalizador, célulo regenerador, regulador circulatorio, y reenergizante.
Atenúan los signos de expresión, puesto que los barros del Mar Muerto revitalizan el tejido celular de la piel: entre sus múltiples propiedades está la prevención de varias enfermedades, con resultados óptimos para el tratamiento de alteraciones cutáneas como psoriasis, eczemas, dermatitis, acné, rosácea y seborrea, ya que tiene cualidades mineralizantes, calmantes e hidratantes.

Gracias a su gran poder limpiador, actúa eliminando toxinas y células muertas. No sólo la purifican, sino que también consiguen nutrir la epidermis con un aporte extra de sales minerales que resulta un perfecto antiarrugas para pieles desvitalizadas. Mejora las pieles grasas y con problemas, pues consigue extraer el exceso de grasa y evitar la formación de espinillas y puntos negros. Por su alto contenido en zinc, ayuda a la cicatrización de las heridas, y previenen brotes de acné y dermatitis. 

Todo un lujo para tu piel, y 100% natural!! 

Aceite de oliva, aceite de coco, aceite de neem, sosa, agua, aceites esenciales (lavanda, árbol del té y naranja) y.... yogur griego??

Siii! El yogur ayuda a restaurar la flora natural de la piel y combate los hongos y levaduras. Además de ser calmante y refrescante, tiene muchas propiedades nutritivas. Es rico en lactosa, proteínas, lípidos, vitamina A y vitaminas del grupo B. Es utilizado como principio activo en muchas formulaciones cosméticas gracias a su poder acondicionador de la piel y regenerador celular.

Por su parte, el aceite de neem tiene excelentes propiedades antibacterianas, antifúngicas, antiinflamatorias, nutritivas y emolientes, es recomendado para pieles con problemas (acné, hongos -pie de atleta, candidiasis...-, psoriasis, dermatitis, etc).

Todo esto, sumado a la acción antiséptica, desodorante y fungicida de los aceites esenciales, hacen un jabón ideal para la psoriasis, la higiene íntima o incluso la dermatitis, ya que los aceites utilizados en su elaboración, junto con un sobreengrasado del 9% producen un jabón altamente nutritivo.



Estos ingredientes son indispensables para la regeneración dermatológica, para mantenerla sana, hidratada y luminosa. Limpia y protege la piel frente a factores ambientales externos (frío, calor, sol y viento).



Indicado para piel grasa o mixta, conseguirá en tu piel reducir los brillos y mejorará la firmeza. Es un gran regenerador celular que ayuda a cicatrizar las heridas o quemaduras de la piel. La mezcla de ambos ingredientes aportan al jabón propiedades antisépticas que ayudan a prevenir infecciones y combatir el acné; sus cualidades astringentes permiten regular la grasa. Mejora la hidratación y el estado de nuestra piel. Posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y regeneradoras de la piel, ya que puede acelerar el proceso de recuperación de la piel dañada.

Está cortado de tal manera que las ondas permiten masajear tu piel según te enjabonas.
Y de verdad lleva esos ingredientes??? Siiiii, esas manchitas naranjas son las hebras del zumo de limón que también han querido formar parte de este estupendo jabón. Natural!!



Uno de los favoritos, tanto por su cremosidad como por la espuma tan suave que produce.

La cerveza es rica en vitaminas; especialmente en vitamina B, que nutre e hidrata nuestra piel ayudando a luchar contra la sequedad de ésta. También contiene potasio, fósforo, minerales y aminoácidos. Desde la antigüedad la cerveza ha sido utilizada por las mujeres como remedio cosmético para rejuvenecer la piel, darle la elasticidad y ayudar a prevenir las arrugas.

Ayuda a regenerar y humidificar la piel muy seca e irritada y a la vez posee propiedades depurativas, por lo cual este jabón también es apto para las pieles con exceso de grasa. 
Además, la cerveza tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes, lo que reduce la secrección sebácea de la piel mejorando los síntomas de las pieles con acné.
El resultado es un jabón nutritivo, hidratante, que protege el pH de la piel y lucha contra el envejecimiento de ésta; muy espumoso y suave e ideal para cualquier tipo de piel: grasa, seca, madura y normal.

Aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH y cerveza. Nada más!!! (Sobreengrasado 8%)

100% natural!!


La leche de coco es un rehidratante natural ya que contiene sales y minerales como el zinc, el cobre, el potasio y el hierro, además de vitaminas del grupo A, B y E. Tiene un gran poder suavizante y lucha activamente contra las arrugas.


La leche de coco regenera la epidermis y estimula la producción de colágeno gracias al ácido láctico que contiene y aporta propiedades muy hidratantes, proporcionando elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave.

Podemos emplearlo para el pelo, en el caso de que nuestro cabello tenga tendencia grasa. Sus propiedades astringentes hará que nuestro cuero cabelludo encuentre su equilibrio y se elimine el exceso de grasa.

De igual manera, si el uso que le vamos a dar es para la piel, este jabón resulta ideal para pieles con tendencia también grasa.

Hecho con aceite de oliva, aceite de coco, manteca de karité, NaOH, leche de coco, cacao (para dar color) y fragancia natural.
Es ideal para todas las pieles, pero puede indicarse especialmente para las pieles maduras o grasas.


Cuida tu piel con jabones 100% naturales disponibles aquí